La Nasa sigue investigando como imprimir objetos 3D en la ISS

0
1017
MADE IN SPACE IMPRESIÓN 3D I3DREVISTA NASA

En la NASA parece que tienen muy claro que sale mucho más caro enviar un objeto desde la tierra a la ISS que imprimirlo directamente en el espacio. Por eso, llevan ya algún tiempo realizando pruebas, estudios y experimentos en su hoja de ruta.
Recientemente han presentado un nuevo material fabricado con caña de azúcar al que han denominado “I’m Green plastic” y con el que esperan permitir a los astronautas a la impresión 3D de piezas de repuesto en espacio.

Este nuevo material, diseñado y desarrollado por Braskem, está especialmente formulado para facilitar la impresión a gravedad cero. Barskem ya ha colaborado anteriormente en la fabricación de la impresora “Made in the Space”. Equipo que la NASA envío a la ISS para las primeras pruebas de impresión 3D en gravedad cero.

Pese a que los costes iniciales de desarrollar una tecnología de impresión en gravedad cero puedan ser elevados, a largo plazo el ahorro será enorme. Recientemente un ingeniero de la estación espacial confirmó que cuesta entre 500 y 1500 millones de dólares lanzar un transbordador espacial a la ISS y entre 25.000 a 45.000$ por cada medio kilo de carga.

Si bien es difícil calcular la cantidad exacta de dinero que la tecnología de Braskem podría salvar, es fácil imaginar que saldrá mucho más barato enviar bobinas de ligero filamento que enviar una variedad de piezas y accesorios que no es seguro que acaben utilizándose. Potencialmente podrían potencialmente ahorrar miles de millones de dólares.

La NASA considera la fabricación on-demand en el espacio como uno de los avances esenciales para una futura misión a Marte y la exploración humana del espacio profundo. El nuevo sistema de impresión 3D permite a los astronautas recibir los diseños digitales y producir los objetos en la ISS.

MADE IN SPACE IMPRESIÓN 3D I3DREVISTA NASA

En un vuelo al espacio, el espacio de almacenamiento de carga es crucial, ya que limita la cantidad de materiales o productos que pueden ser enviados y entregados a la ISS. Por lo que además de ser más rentable es más eficiente la creación de piezas de repuesto o productos necesarios en el espacio a medida que se necesiten, para garantizar que el almacenamiento y carga de los transbordadores espaciales no se desperdicie. El filamento de la impresión en 3D  de Braskem permite que los astronautas para imprimir objetos en 3D en gravedad cero.

El acuerdo de colaboración entre ambas empresas marca un hecho histórico al unir a una empresa líder en termoplásticos como es Braskem con la NASA, la empresa más importante de la industria aeroespacial.

No hay comentarios

Dejar respuesta