Los colegios porteños incorporan impresoras 3D

0
786
colegio caba impresion 3d i3drevista

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires equipará los secundarios técnicos porteños para complementar la enseñanza tradicional

Hace algunos años, el mercado de las impresoras 3D dio un giro más esperado que inesperado en un rubro donde el avance tecnológico progresa en cuentagotas, al incorporar la posibilidad de crear objetos físicos con plástico, resinas y otros materiales usando dispositivos pequeños y más económicos que las alternativas existentes hasta hace unos años (tornos numéricos, etcétera), además de poder generar objetos huecos desde su impresión (en vez de calarlos), es decir, un prototipado por adición y no por sustracción. Los primeros rubros en incurrir en este nuevo mercado han sido la medicina, fábricas de matrices, diseñadores y hasta joyeros, pero la propuesta se renueva con la implementación de esta tecnología en las aulas.

Kikai Labs, una de las firmas argentinas que se dedica a la fabricación local de impresoras 3D, le vendió 78 impresoras al gobierno porteño, después de ganar una licitación para equipar los colegios técnicos de la ciudad de Buenos Aires; según uno de sus fundadores, Marcelo Ruiz Camauër, “pedirá pronto muchas más, una para cada colegio por lo menos”.

No sólo Kikai tiene presencia local en lo que refiere a impresoras 3D; a otras firmas locales como Trimaker o Chimak o Replikat se sumó, en los últimos tiempos, uno de los pioneros del sector, MakerBot.

 colegio caba impresion 3d i3drevista

Y Buenos Aires no es la única ciudad en plantearse algo así; a fin de abril, por ejemplo, la comunidad autónoma de Madrid informó que comprará 330 impresoras 3D para la nueva materia que se cursará en sus colegios secundarios a partir de la segunda mitad del año, llamada Programación, Tecnología y Robótica.

Dotando a las escuelas con estos equipos, la tecnología de impresión 3D se transforma en una herramienta transversal que beneficia a diferentes espacios curriculares “Las impresoras podrán ser utilizadas en materias como taller, diseño, todo lo parecido a ingeniería, pero usadas correctamente son también de interés en artes, biología, física y programación. Los alumnos podrán diseñar algo en pantalla y materializarlo. Hacer inventos e implementarlos fácilmente. Es una herramienta más accesible tanto en precio como en conocimientos necesarios para operarla, que permite hacer una variedad de objetos complejos antes imposibles de hacer a nivel taller de un secundario” asegura Ruiz Camauër.

Material e implementación

colegio caba impresion 3d i3drevista
Marcelo Ruiz Camauër, de Kikai Labs.

Pero para que no queden en el olvido en un rincón de una sala de computación, los talleres de capacitación para docentes resultan un espacio fundamental para sacar provecho de estos equipos. Ruiz Camauër asegura que habrá capacitación para docentes y un nuevo plan de estudios que permita integrar su uso en la currícula; “por ejemplo, el primer kit para Física, integraría trabajo de taller, impresión 3D, programación, diseño, trabajo en equipo, redacción de informes, medición científica con instrumentos, creación de gráficos y uso de planillas de cálculo, uso del método científico, exposición oral, matemáticas y competencia entre equipos, en un plan de estudio de varios meses pero según la profundidad que desee darle el docente”, explica.

Otro punto de interés es el material utilizado para el modelado. A diferencia de las impresoras convencionales, las impresoras 3D utilizan un material termoplástico para el modelado de objetos en vez de tinta. Hasta el año pasado ese material era importado, pero desde hace algunos meses se fabrica en el país.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.