Gino, el inventor que Obama puso como ejemplo en su gira por Argentina

0
512
gino tubaro impresion 3d

Gino trabajó en el desarrollo de una prótesis de mano con impresión 3D a la que se le puede integrar componentes para hacerlas más útiles. Enfocado en niños, por ahora, su invento se ganó la admiración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su reciente visita a Argentina.

Es un chamo, chico, chaval o pibe de 20 años y ya tiene historia en el mundo de la impresión 3D. Se llama Gino y desde que tiene unos 16 años, viene emprendiendo enfocado en el mundo de la impresión 3D.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en un encuentro con más de mil emprendedores en su reciente visita a Argentina, lo mencionó como un ejemplo, pues el joven con su equipo de trabajo se enfocó en desarrollar prótesis para niños con componentes adicionales que las hacen más útiles, además de que su trabajo está más enfocado en ayudar a mejorar la vida de niños con problemas o impedimentos. Hasta ahora tiene unas 1500 peticiones y la mayoría de ellas las entregará de forma gratuita. “No estoy haciendo las cosas por dinero, sino más por ayudar a cambiar el mundo”, dijo en una reciente entrevista.

gino 2

Sobre la calle Santo Domingo, en Pompeya, una mujer de unos 50 años abre la puerta. “Soy Marta, la mamá de Gino. Él los espera arriba”, se presenta. Su casa, repleta de fotos familiares en las paredes, tiene un pequeño taller en un entrepiso, donde se ven instrumentos y manos de plástico. “Este es mi lugar”, anuncia Gino Tubaro, el joven inventor que se hizo famoso gracias a la prótesis de mano E-Nable que difundió en los medios argentinos. “Anoche dibujé hasta las tres de la madrugada, pero acá estamos: trabajando.”

Gino tiene 20 años, fue al colegio Bernasconi durante la primaria, al Fray Luis Beltrán en la secundaria y, en tercer año, ingresó al colegio ORT gracias a una beca. “No te puedo explicar lo difícil que fue el curso de ingreso”, cuenta  Gino. Para poder estudiar ahí tuvo que aprender hebreo. “Aprendió a los golpes. A los 15 días ya escribía en hebreo como si nada. También habla inglés perfecto”, cuenta orgullosa su mamá. Una anécdota de su infancia lo marcó. “Tenía una profesora de plástica que me hizo dibujar un avión en cartón sobre una tabla de madera. Yo le dije que a mí me gustaba cómo me había quedado, pero ella decía que le faltaba profundidad. Le contesté que mi avión era aerodinámico, pero ella aseguró que yo no iba a ser nada en la vida.” Su primera piedra en el camino. Un trauma.

Su emprendimiento, Atomic Lab, se enfoca en la fabricación de estas manos impresas en 3D, que nacen a partir del proyecto E-Nable, uno de los proyectos más interesantes, positivos y colaborativos que existen en relación a la impresión 3D:

La historia comienza así:

En 2011, Ivan Owen, creó una marioneta de mano en metal para llevar a su primera convención de steampunk. Cuando volvieron a casa después de su aventura, decidieron publicar un breve vídeo de ella en Youtube. Pero poco sabían que un vídeo sencillo cambiaría sus vidas y la de miles de otros – para siempre.

Este simple vídeo de Youtube de la mano, dio lugar a un correo electrónico de un carpintero llamado Richard de Sudáfrica que había perdido sus dedos en un accidente, y a una colaboración durante un año y a través de 10.000 millas, para crear un dedo de reemplazo para él. Se trabajó a través de diversos prototipos y diseños a través de Skype y correo electrónico, usando objetos que podían encontrar en sus hogares y países respectivos.

Corporan Coles E-nable

Esto llevó en última instancia a una madre de un niño de 5 años que se contactó con ellos para ver la posibilidad de la creación de una versión pequeña de esta mano para un niño llamado Liam que vive en Sudáfrica, y que había nacido sin dedos en su mano derecha.

Ivan comenzó a investigar los dispositivos protésicos y se topó con la historia de la mano Corporal Coles, que había sido creada en la década de 1800 por un dentista australiano llamado Dr. Robert Norman que lo construyó a partir de huesos de ballena, cables y poleas . Esto por un lado, creado más de 100 años antes, inspiró el diseño de lo que es ahora la piedra angular de todas las manos impresas de la Comunidad 3D e- NABLE.

Después de crear el primer prototipo para Liam , Iván se dio cuenta de que iba a superar rápidamente la mano y comenzó a investigar el uso de la impresión 3D para crear la próxima versión. Él mismo enseñó a utilizar el software de diseño 3D y se contactó con una empresa de impresoras 3D que donó 2 impresoras para que pudieran trabajar en la creación de un diseño más fuerte y más funcional para él.

Juntos, crearon la primera mano mecánica impresa en 3D.

Desde entonces, la comunidad de prótesis de manos impresas en 3D no ha parado de crecer. La historia de Gino, forma parte de este genial camino que muchos otros han comenzado a recorrer alrededor de todo el mundo. Ya a la que muchas empresas del sector se han sumado.

e-nable hand community

Para más información visita http://enablingthefuture.org/

 

No hay comentarios

Dejar respuesta