La cápsula Dragon-2 de SPACE X tiene motores impresos en 3D

2
2168

Dragon-2 es la última de las naves desarrolladas por SPACE X. Para los que no la conocen, ésta es una compañía cuyo objetivo principal es llevar al hombre a Marte.

Su fundador y CEO es Elon Musk, un físico y emprendedor estadounidense conocido también por ser el co-fundador de PayPal (el sistema de pagos en línea más grande del mundo), y Tesla Motors (creadores del primer automóvil eléctrico viable para producción en la era moderna).

Dragon-V2-Interior3

La impresión 3D vuelve a aparecer como un exitoso método de producción para grandes corporaciones de vanguardia. En este caso, la cápsula espacial Dragon-2 cuenta con propulsores a cohete “SuperDraco”. Estos fueron fabricados con Inconel (una súpler-aleación de níquel y cromo) mediante impresión 3D, los cuales tienen 16.000 libras de empuje. Para los viajes a Marte, ya no estarán más los aterrizajes con paracaídas, ya que la atmósfera de este planeta es demasiado delgada para el uso de éstos. Por eso, se presta más atención a este tipo de motores, que tienen el objetivo de poder maniobrar más eficazmente y lograr así una precisión en el aterrizaje similar a la de un helicóptero.

Dragon V2 SuperDracos

Este propulsor “SuperDraco” es el primer motor para cohetes construido íntegramente con impresión 3D, que efectivamente será usado para el vuelo.

En este caso vemos cómo la impresión 3D profesional ha servido hace años no sólo para prototipar, sino también para producir objetos de uso final. Y aquí apreciamos la relación tan estrecha entre un tema tan futurístico como los viajes a Marte y un método de fabricación que hoy, después de 20 años, vuelve a entrar en auge.

 superdraco dragon-2

Dragon V2 On Stage

Fuente: spacex.com

2 Comentarios

Dejar respuesta